Nacimiento de Biel - 21 enero 2013

Soy mama de dos niños, 7 y 2 años, los partos fueron totalmente diferentes.

Con mi hijo mayor fue todo como un parto "ideal". Nació el mismo día que me dieron en la fecha probable de parto, ese día me encontraba genial, a las 13h. tenía correas. Me dijeron que solo estaba de 1cm y con contracciones leves, así que me mandaron a casa.

Después de comer, al ir a reposar al sofá me dio la sensación de que me había meado encima sin yo controlarlo. Inmediatamente fui corriendo al bidé para ver de qué color eran las aguas, al ver que eran claras, mientras mi pareja nervioso cogía las maletas yo me di una ducha y nos fuimos al hospital.

Ingresé a las 17h. Una vez en la sala de partos me motorizaron.

Fueron 6 horas de parto que yo recuerdo cortas, donde las contracciones fueron viniendo poco a poco, yo las describo como un dolor de regla intenso. En este parto yo pedí la epidural, que me pusieron entre contracción y contracción, y fueron desapareciendo poco a poco. Dolor con la epidural, cero. La ginecóloga era quien me decía cuando tenia que empujar.

Recuerdo que una forma que tenia de "relajarme" era cerrando los ojos para concentrarme, no sé porque mi cuerpo reaccionó así. Al parecer tenía que ser señal de algo, porque me repetían todo el rato "abre los ojo, abre los ojos" (nunca me explicaron porqué). Tengo un vago recuerdo que en un momento dado una enfermera se apoyó encima de mi barriga.

Mientras asomaba la cabeza me preguntaron si quería un espejo para verlo, pero yo en ese momento lo único que quería era tenerlo encima mío y descansar. Su padre no pudo cortar el cordón porque decidimos donarlo.

Y así fue, salió redondito y blanco. Me lo pusieron sobre el pecho y lo que más me sorprendió es como buscaba mi pezón.

En ese momento se olvida todo, contracciones, cansancio, la gente a tu alrededor...

HipnoNacer

622651932

Carrer Hospital 9 Sant Sadurní d'Anoia 08770 (Barcelona)

©2019 por HipnoNacer